Blogs

Un niño que construye su identidad

Entre los 2 y los 4 años un niño construye la noción de lo que es él mismo. Un bebé recién nacido no sabe que es una persona diferente a su mamá. Se siente tranquilo sólo cuando sabe que hay una de las personas que lo cuidan cerca. Pero conforme va creciendo y adquiere conocimientos que van dándole una progresiva independencia: desde poder sentarse y controlar el movimiento de su cabeza hasta la adquisición de la marcha a dos pies hasta el difícil proceso de control de esfínteres, pasando claro está por el dominio cada vez más pulido del lenguaje.

Como mamás y papás, acompañar este proceso puede no sólo ser fascinante y sorprendente, sino también un interesante desafío. ¿Cómo podemos reforzar esta autonomía y esta construcción tan individual de la personalidad de nuestros hijos?

Diversos estudios han demostrado que el alejarlos de nosotros no es la mejor técnica, aunque en la segunda mitad del siglo XX ésta era una noción muy difundida. La cercanía y el cariño serán fundamentales en los primeros dos años de un niño, dándole una gran seguridad en sí mismo para poder descubrir el mundo y en ese proceso, descubrirse a sí mismo.

Conforme el pequeño crece, necesitará de otras herramientas además de nuestra compañía y amor. Precisará también un espacio que llamar “propio”. Es una fortuna poder asignar un dormitorio para nuestro pequeño, de forma que empiece a descubrir los espacios, conocer los rincones y darle un sitio a sus tesoros personales.

Construir y diseñar esta habitación para facilitar que el niño descubra qué es lo que le gusta, qué es lo que quiere hacer y cómo quiere hacerlo puede ser una tarea compleja. No debemos dejarnos llevar por la publicidad y saturar el lugar de mobiliario y objetos que no son útiles en el camino de descubrimiento del niño.

Una cama al ras del piso, un armario a su alcance, uno o dos espejos colocados a su altura, y áreas bien definidas de reposo, juego y lectura son más que suficientes (inspirándonos básicamente en lo que dice la teoría Montessori sobre espacios diseñados para niños pequeños), y le permitirán al niño adueñarse del espacio e ir uniendo poco a poco las piezas de aquello que le interesa, le gusta y le disgusta.

Colaborar en el proceso de construcción de identidad de un pequeño, es un proceso multifactorial que involucra amor, respeto, cuidado e información. Un poco como cada una de las cosas que realizamos como padres y madres.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Comentarios

  • Muy intetersante y útil. Si me permites lo comparto.

This reply was deleted.

Ultima acttividad

Martalopez posted a blog post
 Todo el mundo quiere tener una boda especial. Y no solamente los novios quieren que sea especial p…
Hace 15 horas
Diseño web madrid, jose and BebesSilicona joined Revista Discover
Martes
jose posted a blog post
Si quieres tener el mejor perfil profesional de todos y hacer el trabajo de tus sueños, visita mi s…
Martes
Más...