Blogs

Una reflexión tras la muerte

Una reflexión tras la muerte

- Papi, ¿mami dónde está?
- Hoy está muy lejos, pero pronto estará con nosotros.
- ¿Es que ya no me quiere? Por eso se fue.
- No, claro que no, mamá te quiere muchísimo, no hay día que no piense en ti, deseé abrazarte con todas sus fuerzas.
- No entiendo, porque no está aquí…
- Son cosas complicadas de entender cariño, pero tú no sufras la volveremos a ver.
- No entiendo papi, porque nos tuvimos que separar, porque no tuvimos que venir a este lugar, donde nada es igual que antes, sí es hermoso, pero yo quiero a mami, la extraño mucho, tanto que duele.
- Lo se mi vida, yo no decidí esto… te lo puedo asegurar.
- ¿Entonces que paso papi?
- Cariño, antes debes entender, una cosa, la muerte es parte de la vida, solo que están como en dos mundos distintos, dos mundos que no son compatibles. Mami solo quería que conocieras a tus abuelos, nadie quería este desenlace.
- ¿Muerte papi? Pero nosotros estamos vivos… ¿verdad?


El padre de la pequeña, no pudo evitar recordar, la ilusión cuando embarcaron en aquel tren, él con su pequeña de la mano, despidiéndose con tristeza de su esposa, de más de veinte años juntos, sin separarse, ni una noche, pero ella tenía trabajo hacer, no podía reunirse con ellos, hasta dos días más tarde. Se sentía tan ridículo sintiendo esa profunda tristeza, como si jamás la volviera a ver a su esposa, a su amada mujer, las últimas palabras que le susurró al oído “Te amo” tras un beso profundo, como si supiera que aquel presentimiento podía ser real. Se sentaron en el asiento, pegado a la ventana de aquel tren, la pequeña no tardo, en abrirla despedirse con intensidad de su madre. No sabía porque él tenía una extraña sensación.

Hacía un día soleado aquella mañana, ni una nube que indicara la desgracia que se avecinaba, el tren empezó andar, los primeros quilómetros muy bien, la tranquilidad la alegría se respiraba en el ambiente, pero no tardaron en desenmascararse dos mascarados, con pistolas en mano, anunciando, que nuestras horas están contadas, ya que habían dos bombas en el tren, en menos de tres horas explotarían… Aquello fue el caos, pero como decirle a una niña de cinco años, que iba a morir, solo la cogí en brazos, la abracé con fuerzas, le prometí que todo saldría bien, que papi estaba con ella, que aquello solo era un juego, quizás no debí mentirle, pero funcionó, para que se relajará.

Paso el tiempo, llego el momento, en el que el reloj llegó a cero, y todo se acabó, no sabría decir que sentí, una bola de fuego abrasó con todo, solo vi a mi pequeña despedida por los aires, yo tras de ella, sabía que íbamos a morir, vi toda mi felicidad pasar, cuando conocí a mi mujer, cuando nació mi niña, todos los momentos, tiernos, buenos, tantos chiflados, tantas desgracias que pasa por el mundo, uno no quiere creer que le puede pasar a uno, pero la realidad, es que pasa… De nada servía resistirse, solo alcance a coger de la mano a mi niña, cerré los ojos, me relaje, solo una cosa me paso por la cabeza “lo siento mi vida, siento mucho el futuro sufrimiento, el no poder haber salvado a nuestra hija, lo siento mucho, ojala puedas perdonarme. Te amo”

Despertemos, sí despertemos en este lugar, en el que mi hija, ignoraba por completo que estaba fallecida, al igual que yo, no sabía cómo darle la noticia, por ello seguía callando, e esquivando las preguntas “¿cuándo vendrá mama?” “¿Cuándo iremos con mamá?” pero no podía callarlo más, debía saber la verdad. La senté en mis rodillas, le expuse, de la manera más sencilla que supe, ella me abrazó entre grandes sollozos, que me desgarraban el alma. Una gran luz, nos envolvió, en el que transmitía una gran paz y tranquila… Era el momento de ir al más allá, dejar esta especie de limbo, y con mi niña de la mano, me dejé guiar.

Yo solo quería, que mis padres vieran y estuvieran con su nieta, pero subimos al tren condenado, solo experimentemos la muerte.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Ultima acttividad

Hector Verdejo ahora es miembro de Revista Discover
Hace 6 horas
Rosalia Fraga posted a blog post
Hace poco di una serie de recomendaciones y "trucos" empleados por mi que emplee en la decoración d…
Hace 15 horas
Montaña de 7 colores en 1 día.
¿Buscas una aventura de un día, después de tu viaje inolvidable a Ma…
Trek Camino Inca 2D/1N.
El tour Camino del Inca en 2 días y 1 noche te permitirá disfrutar de una d…
Paquete turistico Perú: Cusco, Machu picchu y Lago Titicaca.
Machu Picchu y el Lago Titicaca son do…
Cusco & Machu Picchu en 5 días.
Un tour a Cusco y Machu Picchu en familia durante 5 días es la opci…
Bereniz ahora es miembro de Revista Discover
ayer
https://factordetransferencia.org/4life/

así las cosas
Rodrigo Santos ahora es miembro de Revista Discover
Miércoles
Emmanuel Muñiz Alejandro replied to Javier Garcia's discussion Regalo picante para mi novia
"Soam no por favor. "
Martes
Emmanuel Muñiz Alejandro replied to Javi Gomez's discussion Todo lo que necesitas saber sobre el IVA de los autónomos
"Spam no por favor. "
Martes
Más...